Editorial de Antoine Raymond

En 1865, Albert-Pierre Raymond y sus socios pusieron la primera piedra de la Casa Raymond en Grenoble. Ahora que celebramos 150 años de historia, me complace enormemente invitarle a descubrir esta extraordinaria aventura emprendedora, humana e industrial. 150 años de pasión, de audacia y de innovación, que han transformado la pequeña manufactura familiar en una red de alcance internacional, presente entre los líderes mundiales de soluciones de montaje industriales.

A pesar de que por todas partes retumba el eco de un contexto económico difícil, hemos querido compartir el increíble éxito de una empresa francesa en el mundo. Una empresa que, desde su creación a finales del siglo XIX, se ha construido y desarrollado sobre un credo fundador que sigue vigente hoy en día: innovar, proteger la innovación mediante patentes, industrializar e internacionalizar.

Por último, puesto que los mejores éxitos son ante todo aventuras humanas basadas en la pasión, el compromiso y el espíritu de equipo, hemos querido rendir homenaje a todos aquellos que, tanto hoy como ayer, están en el corazón de esta extraordinaria saga industrial. En el mundo entero, hombres y mujeres apasionados unen sus talentos para seguir escribiendo la maravillosa historia de ARaymond™. ¡Por ello les estamos profundamente agradecidos!

Antoine Raymond